Ucraniano no puede jugar en el Rayo Vallecano luego que lo acusaran de ser neonazi

El ex Betis originó un problema bastante importante luego de ser apuntado de ser de extrema derecha. Volvió a su club a entrenar pero aún no se define su situación.

Roman Zozulya, jugador ucraniano de 27 años, es protagonista del problema de moda en Europa. El delantero no pudo seguir en el Rayo Vallecano por su ideología supuestamente de ultraderecha. Sólo alcanzó a estar 15 horas en el cuadro de Madrid.

Zozulya fue enviado a préstamo desde el Betis y se sumó al plantel del Rayo, realizó entrenamientos y a 15 horas de haber firmado por seis meses en Vallecas, no siguió en el club tras ser amenazado por ultras locales que lo indican como neonazi.

Los hinchas más extremos del Rayo Vallecano tienen reconocida orientación de extrema izquierda y de antifascistas, por lo que se manifestaron con lienzos durante el entrenamiento e incluso fueron a insultar al jugador cuando se presentó al club.

Las razones que argumentan los hinchas del Rayo Vallecano es el apoyo público del delantero al ejercito de Ucrania durante el conflicto bélico que tienen con Rusia tras la anexión de la Península de Crimea. Esto hizo que Zozulya se mostrara muy cercano a los sectores más nacionalistas de Ucrania y posó junto a históricos personajes contrarios a los soviéticos.

Desde la embajada de Ucrania en Madrid salieron a respaldar al jugador y criticaron que sea objeto de una persecución política y que esto le impida trabajar.

Hoy en día Ucrania se encuentra agredida militarmente por la Federación de Rusia. La anexión ilegal de Crimea y la agresión militar en el este de Ucrania demuestran claramente que Rusia lleva a cabo una guerra híbrida contra nuestro país.  Román Zozulya es uno de los patriotas ucranianos que apoyan el ejército ucraniano en su lucha contra el agresor por la integridad territorial de nuestro país. Nosotros estamos muy orgullosos por tener en Ucrania los jóvenes tan valientes y patrióticos como es Román Zozulya. Por esta razón consideramos injustas las acusaciones contra nuestro compatriota que defiende su país”, explicó la embajada negando que el jugador sea neonazi y defendiendo el apoyo que realiza al ejército nacional.

Otros que salieron a defender a Zozulya fueron sus ex compañeros del Betis, quienes en una conferencia de prensa y a través de un comunicado publicado en el sitio oficial, respaldaron al jugador y dijeron que es una persecución.

“Hemos asistido a un linchamiento público de un futbolista, cuyo comportamiento profesional y personal desde su llegada a este vestuario ha sido intachable. Por tal motivo, queremos condenar el trato al que se ha visto sometido y cuyo origen no deja de ser una noticia falsa sobre el significado de la camiseta con la que aterrizó en Sevilla. La situación creada posteriormente nos parece de una gravedad extrema y sentimos que en cualquier momento podemos ser uno de nosotros las víctimas de un trato similar” , reza parte del comunicado.

Sin embargo el Betis también se sumó a la situación y confirmó que Zozulya entrena con ellos mientras se soluciona su problema, pero que esperan que pueda cumplir su contrato de manera normal.

“En aras de preservar la seguridad del futbolista, el Rayo Vallecano le concedió ayer permiso para ausentarse de sus entrenamientos y desplazarse a Sevilla. Hasta que no se resuelva la presente situación, el jugador ha sido autorizado por el Rayo Vallecano para entrenarse bajo la disciplina del Real Betis ”, remarcó el club.

La Liga anunció que habrá una investigación de lo ocurrido y que espera que se solucione el problema del jugador. Igualmente lo más probable, es que Zozulya o regrese a Betis, juegue algunos minutos siendo insultado por los hinchas o simplemente no juegue por su supuesta orientación política.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo