MENU

La Nascar volvió con todo: 34 de los cuarenta autos chocaron en las 500 Millas de Daytona

La prueba que inició la temporada en la categoría más legendaria del automovilismo norteamericano, se transformó en una de las carreras más aporreadas del último tiempo y la bandera amarilla apareció en ocho ocasiones.

Una carrera épica fue la que se vivió ayer en la versión 59 de las 500 Millas de Daytona, y que puso en marcha la nueva temporada de la tradicional competencia automovilística norteamericana. Entre la vuelta 105 y la 150 hubo una serie de choques, pero fue en la 129 donde dieciséis competidores se vieron envueltos en una de las colisiones más espectaculares del último tiempo.

El heptacampeón de la Nascar, Jimmie Johnson, protagonizó de forma involuntaria el choque múltiple en la vuelta 129 luego de que Jamie McMurray y Trevor Bayne lo golpearon. Esto dejó fuera de la competencia a varios de los mejores competidores, incluido el mismo Johnson.

La carrera fue una locura. En la vuelta 105 Kyle Bush reventó un neumático y provocó que seis autos chocaran. Luego en la 129 vino el choque de los dieciséis autos, y en la 137 colisionaron cuatro automóviles. Pero los accidentes no terminaron ahí. En la vuelta 143, once pilotos tuvieron un encontrón en la recta final del óvalo y en la 151, otros tres autos se estrellaron.

El ganador de esta épica carrera fue el piloto del Ford No. 41 Kurt Bush, quien alcanzó la primera posición en la última vuelta. El vencedor también estuvo involucrado en el gran choque y además se quedó sin el espejo retrovisor 30 vueltas antes del final. "Todo fue muy loco, pero estoy orgulloso de todos los pilotos que pudieron terminar la carrera", comentó el afortunado Bush.

Foto: Getty Images

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda