MENU

La historia de Lance Stroll, el joven que debutará en Fórmula 1 gracias a los millones de su padre

El piloto canadiense será el único "rookie" de 2017 en la máxima serie del automovilismo mundial. Es tan joven que tuvo que espera cumplir 18 años para ser presentado en un equipo que tiene de sponsor a una bebida alcohólica.

El joven Lance Stroll no solo será el único debutante en la próxima temporada de Fórmula 1. Además es el primer canadiense después de Jacques Villeneuve en la máxima categoría del automovilismo mundial. Pero por sobre todo, es una historia de precocidad y millones que vale la pena conocer, a la espera del inicio de las competencias con el Gran Premio de Australia, el próximo 24 de marzo.

El origen de su llegada a Williams tiene como antecedente el paso del finlandés Valtteri Bottas a Mercedes, por lo que dejó la vacante para acompañar a Felipe Massa en la escudería británica. Su padre, Lawrence Stroll, tiene una fortuna de 2.400 millones de dólares y es parte de los mil hombres más ricos del planeta, quien trabajó en la explosión mundial de marcas como Tommy Hilfiger, Michael Kors y Ralph Lauren, que aparecieron en la Fórmula 1.

El millonario se compró treinta Ferrari, entre ellas un coche que le costó 30 millones de dólares, y un circuito en Mont Tremblant, Quebec, donde se corrió la F1 en los sesentas. Y luego canalizó sus deseos de velocidad a través de su hijo Lance, quien ingresó a la academia oficial del Cavallino Rampante a los 12 años.

Como don Lawrence no venía grandes oportunidades para que Lance corriera en esta escudería, cortó por lo sano. Compró un equipo italiano de Formula 3 y contrató a mecánicos de Williams para que el pequeño se convirtiera en piloto de pruebas de los británicos. Incluso le pagó una gira al hijo y su entrenador por todos los circuitos de la F1, a cambio de unos 20 millones de dólares. Un detalle al lado de los 30 millones que canceló para que definitivamente Stroll tenga su casco de titular en Williams.

El joven no desconoce su origen, pero no pierde el optimismo. "Vengo del dinero, no puedo negar eso, pero creo que me gané el derecho a la Fórmula 1 porque gané cada campeonato en el que competí. Uno tiene que probar que es capaz, pero no quiero decir exactamente cuándo será posible demostrar que no estoy aquí sólo por el dinero, porque eso dependerá de muchos detalles", dijo Lance en su presentación.

La juventus le jugó una mala pasada en el inicio. Como aún no cumplía 18 años, no pudo ser presentado por Willims, cuyo principal sponsor es una bebida alcohólica (Martini). Pero cuando llegó a la mayoría de edad, lo hizo con todos los honores. Ahora los ojos del mundo estarán pendiente del diamante más caro que llegó a la F1. Un enigma de millones y talento.

Fotos: Williams

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda