Claudio Bravo es el primer arquero que Guardiola corta por rendimiento en toda su carrera como entrenador

El técnico catalán siempre respaldó al golero titular mientras estuvo en Barcelona y Bayern Múnich, donde apenas dejó unos partidos al final de la temporada para lucir a los suplentes. Una desgracia lo del chileno.

Para nadie es un misterio que la experiencia de Pep Guardiola en Manchester City es la más deficitaria de su exitosa carrera como director técnico. En Barcelona y en Bayern Múnich, el catalán siempre bailó con la bonita y recién ahora, en su novena temporada como entrenador, ha tenido que convivir de cerca con el fracaso ante el rigor de la Premier League.

Claudio Bravo podría convertirse en una de las víctimas de esta situación. Pep le quitó por primera vez la titularidad en la Premier League, ayer en la victoria skyblue sobre West Ham United (4-0), y el chileno se convirtió en el primer golero al que el español le quita el puesto, en toda su carrera. Guardiola siempre tuvo un número 1 claro, y apenas les concedió minutos de liga a los suplentes en las emergencias o bien, cuando los títulos ya estaban garantizados.

El primer titular en la portería fue el canterano azulgrana Oier Olazábal, quien atajó para Pep en el Barcelona B la temporada 2007-2008, cuando la filial azulgrana alcanzó la corona y el ascenso a Segunda división B en España. Oier solo se perdió los partidos del inicio, cuando participaba en la pretemporada con el primer equipo, que estaba al mando de Frank Rijkaard.

En la temporada 2008-2009, Guardiola reemplazó al holandés en Barcelona e hizo de Víctor Valdés a su titular absoluto en Liga y Champions. El campeón del mundo con España sumó 50 partidos desde el inicio, y le dejó al suplente Pinto apenas la Copa del Rey y los últimos dos partidos de una Liga definida con anterioridad.

Esta tendencia se mantuvo en los años posteriores. En 2010, Valdés se perdió algunos partidos por lesión y apareció Pinto en las competencias estelares. Incluso, tras una lesión del suplente, Guardiola tuvo que recurrir al tercer golero, Rubén Miño. Guardiola dejó el equipo al término de la temporada 2011-2012.

La tendencia se mantuvo cuando asumió un año después en Bayern Múnich . El cuadro bávaro tenía en Manuel Neuer a un titular a toda prueba, y Guardiola lo respaldó sin miramientos. Tom Starke nunca le hizo sombra y Pep hasta cuidó a Neuer, cuando después de ganar la Bundesliga en 2014, hizo debutar a Lukas Raeder ante Borussia Dortmund, porque el titular estaba con molestias. Perdieron 3-0.

La suplencia de Bravo en Manchester City ante West Ham representa un hito par la carrera de Pep, quien incluso dejó partir a un ícono del equipo como Joe Hart, para darle cabida al chileno. Pero la mala campaña de la defensa y la fortaleza de Willy Caballero terminaron por convencerlo a dar un giro inédito en su propia evolución como entrenador.

Fotos: Getty Images

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo