Santi Cazorla vive un calvario tras una lesión en el tobillo que le exigió ocho operaciones y un injerto de piel extraída de su brazo

El talentoso volante español del Arsenal relató su experiencia al Diario Marca, que publicó en su portada una foto de su pie con un injerto  de piel extraída de su brazo izquierdo, que incluso tiene parte de un tatuaje que tenía el nombre de su hija.

El talentoso español Santi Cazorla reveló que ha vivido un calvario luego de una rebelde lesión en su tobillo derecho, que lo ha obligado a operarse ocho veces, perder ocho centímetros de su Talón de Aquiles por una infección y tener que realizarse un injerto de piel sustraída de su brazo izquierdo.

Cazorla, de 32 años, fue operado el pasado 8 de diciembre del 2016 y se esperaba que pudiera volver a la cancha en marzo. Sin embargo sufrió una infección en su tobillo que se “ha comido” ocho centímetros de su tendón de Aquiles, que lo obligó a realizar un largo proceso de recuperación que lo tiene aún sin fecha definida para su regreso. La lesión la arrastra de hace un par de temporadas y nunca se pudo sanar completamente.

Esto fue revelado en España por el Diario Marca, que llevó en su portada el tobillo de Cazorla en la que se aprecia el injerto de piel que recibió tras las múltiples operaciones. Lo más impresionante es que la piel utilizada fue sacada de su antebrazo izquierdo y justo en donde llevaba un tatuaje con el nombre de su hija.

El volante aún sueña con regresar al fútbol y trabaja en España junto a diversos especialistas que intentan el retorno del doble campeón de Europa con su selección. Diario Marca ampliará en la jornada del viernes 3 el presente del talentoso Cazorla.

foto: Getty Images

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo