Mujeres, fuegos artificiales y un estruendoso avión militar: Perú hizo de todo para molestar a Nueva Zelanda

En el vecino país recurrieron a todas las triquiñuelas posibles para sacar del partido a los jugadores oceánicos y sacar ventaja desde antes del inicio de la revancha por el repechaje al Mundial.

Algunos dirán que está bien y que es parte del folklore del fútbol, mas otros considerarán que no es correcto y es una picardía de mal gusto. Lo cierto es que en Perú se las arreglaron para desconcentrar a Nueva Zelanda en la previa del repechaje a Rusia 2018.

Los oceánicos perdieron por 2-0 la revancha en Lima, Perú sacó boletos a la Copa del Mundo y los incaicos jugarán una cita planetaria 36 años desde su última aparición en España 82.

Los días previos al duelo la selección de Nueva Zelanda no sólo debió soportar el denominado “jet lag”, o síndrome de descompensación horaria, sino también el constante bullicio de los hinchas peruanos en los alrededores de su hotel, incluso con fiesta de fuegos artificiales a altas horas de la noche y la madrugada.

Eso es algo que se puede calificar entre lo normal, pero además los neozelandeses denunciaron el paso constante de aviones militares con su característico ruido estridente y la consigna “viva Perú”.

“La próxima vez, si ocurre, espero hospedarme cerca al hotel de la selección peruana para no tener aviones ni fuegos artificiales”, dijo medio en broma medio en serio tras la revancha el DT de Nueva Zelanda, Anthony Hudson.

Asimismo, diario El Comercio sostuvo que se pudo ver a varios jugadores oceánicos ingresando a mujeres peruanas al hotel, incluso con registro fotográfico, compartiendo la compañía a pocas horas del importante compromiso. Eso sí, eso ya es responsabilidad de los propios jugadores.

Foto: Getty Images

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo