Lucas Simón y su continuidad en Cobreloa: “Estoy cómodo, esperaré que termine el campeonato”

El delantero argentino de los loínos es el actual goleador del fútbol nacional y tiene contrato vigente. Sin embargo una oferta de algún grande o desde el extranjero podría sacarlo del Zorros del Desierto sin costo extra.

Lucas Simón analizó la recta final de Cobreloa en el presente semestre restando poco para el final del Torneo de Transición. La Calera ya se quedó con el cupo a la promoción y jugará frente a San Marcos el boleto al repechaje por el ascenso. Los loínos deberán seguir esperando por su regreso al fútbol de honor.

“Perdimos puntos que nadie pensaba, como contra Magallanes jugando en casa y que nos dejó fuera de carrera. Nos hicieron muchos goles en todo el torneo, pero yo me quedo con lo positivo”, dijo el delantero argentino a El Mercurio de Calama.

Agregó que “en lo personal estoy muy contento cuando miro atrás y veo lo que hice. Siento que respondí a lo que el club quería cuando me fue a buscar y a lo que los hinchas pedían”.

Simón es el goleador de todo el fútbol chileno con 22 conquistas entre el torneo de la Primera B y la Copa Chile. En Calama esperan que siga entre las filas naranjas para el 2018.

“Voy a esperar que termine el campeonato para hacer las evaluaciones que tenga que hacer, pero sin duda que teníamos equipo para haber estado peleando la opción del ascenso y es algo que todos tenemos asumidos con cierta decepción”, sostuvo.

Añadió que “cuando termine el torneo veré si me quedo o no, pero tengo que ser muy sincero, no me gusta mentir ni hacer voladores de luces. No tengo ninguna oferta y si mi representante la tuviera le pedí que me la haga saber”.

Sentenció que “estoy muy cómodo, tengo contrato vigente y me han tratado muy bien. Hay una cláusula de rescisión en casa que me llegue una oferta buena, no tiene costo. Si aparece algo ahí veremos qué decisión tomar”.


Foto: Agencia UNO

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo