Uno x Uno de la selección chilena contra Colombia: se acabó el Sudamericano esperando ver algo de fútbol

La Roja nuevamente fue un desastre en el cierre del Grupo A del Sudamericano Sub 20 contra Colombia y se despidió del torneo. Los psajes al Mundial de Corea del Sur serán para otros con un plantel muy en deuda.

Gonzalo Collao: el gol lo pilló de entrada sin mucho que hacer. Dos atajadas rasantes que pudieron complicarlo y un tiro recto a sus manos en el complemento fue su trabajo. El palo lo salvó cuando Chile ya caía 1-0.

Raimundo Rebollero: En el primer tiempo tuvo su única buena subida, pero el centro le salió a cualquier lado, después se perdió. Robles pensó en reemplazarlo promediando el primer tiempo, cambio que llegó en el entretiempo por Yerko Leiva.

Francisco Sierralta: en defensa flojo y sin marca en el primer gol, pero trató de aportar en ataque. Un cabezazo que pasó cerca en el primer tiempo y un remate al travesaño en el complemento pudieron cambiar la suerte de la Roja. A minutos del final empezó a pegarle a lo que se moviera y terminó tontamente expulsado.

Nicolás Ramírez: mostró más que ante Paraguay en el segundo tiempo, pero muy bajo para un jugador que suma varios minutos en Primera A con la U. Estático.

Cristián Gutiérrez: regular partido. Fue el mejor del bloque posterior defendiendo y trató de generar juego por la banda, pero no encontró mucho apoyo y se contagió de la pasividad de sus compañeros. En el primer tiempo no cubrió una diagonal colombiana que pudo ser el segundo gol cafetero.

Jaime Carreño: se movió en el mediocampo y trató de generar la salida, pero le faltó pausa y precisión para distribuir juego. Venía sin minutos, pero su descanso no lo demostró ante Colombia cuando puede dar mucho más.

Gabriel Suazo: no se encontró nunca cómodo en la cancha. Recorrió varios metros luchando e interceptando juego, pero cuando rigió balones fue rápidamente bloqueado por el rival. Desconectado con los atacantes.

Jeison Vargas: un fantasma. Nunca fue opción para finiquitar una jugada y menos para abrir la cancha o crear el espacio para sí mismo o sus compañeros. Ni siquiera a través de tiros libres pudo aportar tomando malas decisiones.

Ignacio Jara: luchó en solitario. Encaró, ganó metros, pero no logró conectarse con sus compañeros. Tuvo un buen centro llovido al área manoteado por el portero colombiano y probó desviado de distancia. No le bastó para desequilibrar.

Iván Morales: se perdió una de las dos más claras de Chile en el primer tiempo. Huérfano adelante poco pudo hacer y tampoco logró meterse en el partido metros más atrás.

Víctor Dávila: parecido a sus compañeros en el ataque. Trató a ratos con más empuje que buen fútbol, pero siempre encontró una muralla colombiana ante un juego muy predecible y con poco volumen de la Roja.

Yerko Leiva: ingresó al inicio del complemento por Rebolledo, pero nunca pudo meterse en el partido.

Richard Paredes: ingresó por Morales a los 56’ y tampoco fue un aporte.

Ángelo Araos: ingresó por Carreño en los 69’. Puede decir que jugó el Sudamericano.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo