Eduardo Vargas tuvo que conducir un balón de básquetbol hasta meterlo en un barril, en un concurso de la Bundesliga

Initialize ads

El bigoleador y bicampeón continental fue parte del desafío "Keepy Uppy", que en castellano sería algo así como "que no caiga", en el que cinco jugadores de Hoffenheim tuvieron que dominar hasta un dado.

Fotos: Captura

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Columnistas Redgol