Dybala estaba haciendo un partidazo, pero fue expulsado por doble amarilla y se fue llorando de la cancha

El juagdor de la Juventus era el hombre más peligroso de Argentina, pero cometió dos fuertes faltas y debió salir del partido en el primer tiempo.

Paulo Dybala estaba viviendo un sueño. Comenzaba como titular en Argentina y estaba haciendo un partidazo, incluso estuvo cerca de abrir la cuenta con un portentoso remate. Pero todo se convirtió en pena para el jugador trasandino, ya que fue expulsado y abandonó la cancha llorando.

Una fuerte entrada contra Carlos Sánchez y otra contra Cavani le costó la roja al futbolista de la Juventus. Debió ser consolado por Messi y Di María, es más, el capitán de la Albiceleste se ofuscó con el árbitro por lo que consideró una decisión apresurada.

Foto: Twitter.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Revive #RedGolEnRusia con toda la Copa Confederaciones