Bravo no dejó la mejor impresión, pero celebró la gran victoria del City sobre Manchester United

Initialize ads

El arquero nacional tuvo muchísimo trabajo en el la victoria 2-1 de los celeste como visitantes. El capitán de la Roja pasó de todo.

Claudio Bravo debutó por el Manchester City, en un duelo válido por la cuarta fecha de la Premier League. El arquero chileno celebró el triunfo 2-1 de su equipo sobre el United en Old Trafford.

Duro partido el que le tocó a Bravo en su debut, que pese a no tener demasiado trabajo directo por oportunidades del United, intentó arriesgar muchísimo especialmente en el juego con los pies.

Tuvo responsabilidad en el gol del United por no coordinarse con un compañero. Zlatan Ibrahimovic anotó y puso el descuento a los 42´. Abrió la cuenta Kevin De Bruyne a  los 15´y aumentó Ilheanacho a los 42´.

El chileno se vio muy apurado por diversas ocasiones del partido y mostró que tras el gol de los rojos, perdió confianza y nunca la pudo recuperar. En la segunda parte arriesgó mucho en querer salir jugando y casi comete un penal que habría significado el empate. Le pegó a Rooney y luego el capitán del United le puso una patada para vengarse.

El City mereció más el triunfo, controló siempre las acciones y el United sólo buscó de contragolpe y quizás cree merecer mejor suerte por el impreciso partido del arquero chileno. Hasta el final del duelo Bravo estuvo impreciso y cada vez que la pelota estaba cerca suyo empezaban los murmullos.

Gracias a esta victoria el United mantuvo los nueve puntos y está 3°, mientras que el City es exclusivo puntero con 12 y campaña perfecta. Ahora el City recibirá al Monchengladbach por la Champions y el United al Feyenoord por la Europa League.

Foto: Getty Images

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda