Arquero que pateó en la cabeza y le fracturó la mandíbula al rival fue suspendido por cuatro años hasta el 2020

Claudio Abarca, golero de General Velásquez, recibió una durísima sanción y con casi toda seguridad no podrá seguir jugando al fútbol.

Claudio Abarca, arquero de General Velásquez, que se hizo tristemente célebre tras patear en la cabeza a un rival en un partido de Tercera División, fue suspendido por cuatro años de la actividad futbolística.

Según TVN, el arquero recibirá un castigo altísimo y deberá, casi con toda seguridad, retirarse del fútbol. Todo ocurrió en el duelo entre General Velázquez y Estadio Central, cuando Abarca pateó en la cabeza al delantero rival Diego Díaz, tras una supuesta agresión en el área chica. El ariete terminó con una fractura de mandíbula.

El delantero tuvo que ser operado y el arquero ya había dado sus explicaciones y remarcó qué lo hizo patear de esa manera a un rival.

“Yo me voy levantando y él me agrede en mi zona testicular, ante lo cual yo reacciono aún peor de lo que él me agrede a mí. Fue una patada completamente sin explicaciones. Primera vez que me pasa”, explicó Abarca.

La explicación no fue suficiente y el golero podría volver al fútbol sólo en 2020.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda