1 a 1: Los cracks no aparecieron, se complicaron en la salida y los jugadores se ahogaron en la tormenta

El equipo nacional no jugó un buen partido y fue superado desde el comienzo con Paraguay. Mal inicio en ambos tiempos y una intensa presión local redujeron el aporte de los jugadores de la Selección Chilena. A limpiar la cara y mirar al frente.

La Selección Chilena cayó con justicia ante Paraguay y mostró que la presión de cinco volantes que utilizó Paraguay fue clave para romper la salida clara de este equipo campeón de América. Bajas calificaciones especialmente de los referentes y los recambios no estuvieron a la altura de los titulares.

1 a 1:

Cristopher Toselli: No tuvo culpas en ninguno de los goles, pero se vio muy exigido cada vez que el equipo intentó jugar por abajo. Las comparaciones con Bravo son inmediatas pero muy injustas. De sus pies no nació el juego por abajo acostumbrado y eso hizo que Paraguay adelantara su presión. Pese a todo, aprobó en un durísimo examen.

Mauricio Isla: defensivamente fue su mejor partido en años por la Roja. Firme, bien parado, completo. Pero ofensivamente fue estéril. No llegó, no dio salida clara, pero su función tampoco era subir demasiado. Quedó en línea de tres defensores cuando el equipo se fue arriba con todo.

Gary Medel: La expulsión reduce completamente su calificación. El capitán no estuvo preciso en la salida, aunque sí en la marca. Metió mucho, corrió, luchó en un partido bravo, pero se ganó dos tarjetas –que lo sacan del duelo con Bolivia- sin necesidad. A pensar en el futuro el crack.

Enzo Roco: Le costó muchísimo. En la marca no anduvo en un nivel tan bajo, pero la salida sí que fue un problema. Lo hicieron jugar de Jara y no es Jara. Igualmente ayudó arriba y eso fue clave, Paraguay –salvo el gol- no fue fuerte en ofensiva por arriba.

Eugenio Mena: Cumplió en la marca e intentó en ofensiva, especialmente en el primer tiempo. El zurdo acompañó a Roco y se dedicó a aguantar las contras ofensivas del local.  Mantuvo su nivel, aunque se vio peor que siempre por el bajo nivel de la Roja.

José Fuenzalida : Bajo partido del Chapa. Si bien su función fue compleja y sufrió con las pocas pelotas que le tocaron como puntero derecho. Su juego no dio resultado y además de no salir en ofensiva, tampoco ayudó en la salida. Fue reemplazado.

Charles Aránguiz: Bajo partido para lo que acostumbra el crack. Perdió pelotas y estuvo extrañamente errático en los pases. También fue superado por dos o tres rivales, que esperándolo en la mitad de la cancha cortaron su salida. Corrió muchísimo, pero fue inefectivo.

Francisco Silva: Difícil partido del Gato. Lo presionaron siempre entre dos o tres volantes paraguayos y por sus pies no dio salida clara. Tuvo algunos quites importantes, pero Chiqui Arce leyó el partido y fue a él a quien cargó la mano. Fue reemplazado para cuidarlo para Bolivia, pero cuando estuvo ayudó mucho a los centrales en la marca.

Arturo Vidal: Se equivocó en el golazo paraguayo, pero lo arregló con un tanto magnífico. Anduvo medio perdido entre tres paraguayos y no pudo con Rojas y Ayala. Por estar inclinado a la derecha no ayudó demasiado a la salida y siempre llegó un poco tarde al ataque.

Alexis Sánchez: Bajo partido del crack. Muy bien marcado y también muy solo junto a Vargas. Se enganchó a buscar crear fútbol y también a buscar la pelota que estaba casi siempre a 20 metros de él. Intentó con su clase y desniveló cuando tuvo la opción. No hizo demasiado y guardó los goles para más adelante.

Eduardo Vargas: Pese a lo poco fue el más peligroso de Chile. La chilena y un tiro de distancia hicieron que el goleador, que jugó bajo a su nivel acostumbrado y sin goles, llevara peligro al arco rival. Le pusieron una amarilla en los descuentos muy apresurada, pero que lo condiciona.

Edson Puch : Entró al combate y pese a que estuvo 35´ en cancha, siempre tuvo que ir a pelear la pelota. Como a todos sus compañeros los marcaron duro y no tuvo opciones en el arco rival.

Felipe Gutiérrez : Poquito del Pipe. Ingresó a darle salida al equipo, pero se encontró cada vez que intentaba era marcado con tres rivales. Su entrada sirvió para cuidar al Gato, pero el partido estaba a un ritmo más superior al que pudo alcanzar.

Mauricio Pinilla : Casi no la tocó. Entró al milagro y salvo una falta táctica que le costó una amarilla mucho no pudo hacer en 10´.

Juan Antonio Pizzi: Fue superado tácticamente por el Chiqui Arce. No pudo encontrar quién le diera salida clara al equipo nacional e intentó mantener el juego pese a que le faltaban dos de los cuatro jugadores clave en la salida. Sin Bravo, Jara o Díaz, Chile intentó salir jugando por abajo como siempre, pero no pudo. Ofensivamente no logró dar la vuelta y los tres que ingresaron no alcanzaron el ritmo del partido. Sobre el final quedó con tres atrás y metió cinco arriba. A anotar errores y a seguir con el gran trabajo realizado hasta ahora.

Foto: Carlos Parra

RedGol recomienda

RedGol recomienda

Revive el último capítulo de #RedGolAlDia