Capitán de Copiapó reconoce que le advirtieron que echarían a varios juveniles si el equipo se adhería al paro

El presidente de Copiapó, Felipe Muñoz, dijo que iba a denunciar a David Pizarro ante los tribunales ordinarios y los de la ANFP, por decir que hubo amenazas. Pero el capitán de su mismo equipo reconoció la conversación antes del paro.

Copiapó vive una realidad difícil de entender. El capitán de los Leones de la Tercera región, Fredy Munizaga, aseguró hoy en el Diario Atacama que David Pizarro y el Sifup "interpretaron mal la carta" que envió al sindicato para explicar la posición del equipo ante el paro de futbolistas. "En ningún momento dije que nos estaban presionando". Sin embargo, su explicación dice lo contrario.

Recapitulemos. El Sifup sostiene que la cesantía que afecta a medio millar de jugadores profesionales se debe, entre otras cosas, a que la próxima temporada no habrá descenso en Primera B, por lo que los clubes han decidido bajar sus presupuestos, ya que no corren peligro de perder la categoría. Por eso, los futbolistas fueron a paro.

David Pizarro denunció que las dirigencias de cuatro equipos, entre ellos Copiapó, habían presionado a sus jugadores para que no se sumaran al paro. Estos dichos fueron rechazados por el presidente de los nortinos, Felipe Muñoz, quien amenazó con llevar al jugador de Wanderers a los tribunales, ordinarios y deportivos, por injurias.

Aunque Munizaga diga que no hubo presiones ni apremios, su relato de la conversación que tuvo con el mismo Felipe Muñoz habla de lo contrario. "Cuando se mencionó el tema del paro, nos reunimos y pregunté si nos plegábamos. Obviamente (la decisión) fue que sí, porque es imposible negarse", explicó al diario de la ciudad.

Pero el tema no quedó ahí. "Después el directorio nos mencionó que no hay más plata para contratar jugadores por un tema de presupuesto (...). Como se sabía que no habría descenso, nos dijeron que -si cambiaban las reglas- podían contratar uno o dos jugadores más caros. Y como no había más dinero, algunos juveniles que estaban por fimar, tendrían que salir del plantel", reconoció Munizaga.

Cuando el capitán le contó a sus compañeros, los jugadores quisieron proteger a los más jóvenes y se dieron vuelta en la decisión: "Ante un probable escenario, decidimos no ir a paro". Cuando informaron al Sifup de esta medida, el Sindicato les dijo que los más jóvenes estaban protegidos y Copiapó volvió a adherir al paro.

"Puede ser que en algún momento Carlos Soto, David Pizarro o Francisco Arrué hayan interpretado lo expresado como una amenaza de parte del directorio eso de que podían irse algunos elementos jóvenes para que llegaran otros más avezados, quizás lo tomaron como un acto de presión, pero reitero, en ningún momento dije que nos estaban presionando", profundizó Munizaga.

Fotos: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda