Violencia de hinchas croatas se enmarca en serios problemas políticos, corrupción y arreglo de partidos

La increíble acción de violentos fanáticos eslavos tendría una explicación por la crisis interna que vive el fútbol de Croacia y el espeluznante dominio del Dínamo de Zagreb y representantes de jugadores que están en la dirigencia.

La Increíble acción de hinchas croatas durante el duelo de su selección ante República Checa no sólo perjudicó a su equipo nacional que terminó lamentando un agónico empate en la Eurocopa, sino que demostró la crisis profunda que vive el fútbol de Croacia.

Los hinchas  violentos se habrían manifestado en contra de la dirigencia nacional y buscaban derechamente que expulsaran a su selección de la competencia, aprovechando la advertencia que hizo la UEFA días antes a los rusos por sus andanzas en Marsella contra los británicos.

Los violentos fueron tratados por el técnico y los jugadores de “terroristas y estúpidos” y sus acciones le costaron una casi segura victoria y clasificación ante República Checa.

Sin embargo, más allá de lo ocurrido y lo mal que resultó el lanzamiento de bengalas y de bombas de ruido, se reveló la seria crisis que vive el fútbol croata, principalmente por el dominio sin contrapeso de un solo club en la dirigencia y que repercute directamente en la extraordinaria generación de futbolistas de ese país, que la tienen representada por estrellas en los mejores equipos del mundo.

La protesta fue en contra de la federación croata y directamente contra el empresario y ex director ejecutivo del Dínamo de Zagreb, Zdravko Mamic, quien es apuntado por la pérdida y malversación de 11 millones de euros que eran propiedad del club desde 2008 y fue acusado por evadir impuestos y de corrupción. Su hermano Zoran fue detenido tras ser acusado por evadir impuestos en la venta de Luka Modric desde el Dínamo al Tottenham, como también otras transferencias.

Zoran es ex futbolista del Dínamo y de varios clubes alemanes, jugó el Mundial de Francia 1998 junto a Davor Zuker y hoy es el director deportivo del club de Zagreb.

Zdravko Mamic, durante su permanencia en el Dínamo, también fue acusado de arreglar partidos, designar árbitros a su conveniencia y también de conseguir desde la federación el apoyo total para sus movimientos. En la oposición –acallada casi totalmente- se dice que es él quien domina la federación de su país y eso se puede ejemplificar en el absurdo dominio del Dínamo en la liga croata.

El Dínamo Zagreb, equipo de Junior Fernandes y Ángelo Henríquez y ex equipo de Pedro Morales, lleva 11 títulos de liga seguidos en Croacia y domina sin contrapeso alguno el torneo. Esto es- según las críticas que nacen principalmente desde la oposición, el Hajduk Split y otros clubes- por el dominio de Mamic en la federación y cómo se le permite arreglar torneos.

A Mamic también se le adjudica el supuesto arreglo del partido entre el Dínamo de Zagreb en la Champions League en 2011 . El cuadro croata ya estaba eliminado, pero fue visitado por el Lyon en la última fecha de la fase de grupos. Los franceses necesitaban golear por varios tantos: finalmente lo consiguió y venció 7-1 como visitante y muchos de esos goles fueron tras espantos defensivos y del arquero.

Hoy en día el presidente de la federación es la ex estrella Davor Zuker, pero se le acusa de estar vinculado con Mamic, que aún tiene una alta influencia principalmente en la federación, en el Dínamo y en los hinchas violentos de ese club.

El propio Mamic, cuando controlaba el Dínamo, ocupó a los barras bravas del club, los Blue Bad Boys, para amedrentar periodistas -en una conferencia ingresaron hinchas a agredir a la prensa-, dirigentes de la competencia y también como instrumento político. Esto lo ocupó, supuestamente, como escudo para conseguir contratos injustos para los jugadores, evadir impuestos, arreglar árbitros y dominar completamente el club y la liga.

Mamic –que fue arrestado en noviembre-, está en Francia acompañando al equipo nacional y su presencia en el estadio del duelo ante la República Checa habría despertado la violenta protesta de los hinchas croatas que fueron destruidos por el técnico y los jugadores de la selección, muchos de ellos con vinculación al empresario.

Fuera de Zagreb es simple encontrar disidencia y muchísimos hinchas están profundamente decepcionados de esta generación dorada y los acusan de jugar sin amor por la camiseta y sólo buscar conveniencia personal para seguir aumentando su fama y se les permita llegar a los mejores equipos del mundo.

Las protestas de los hinchas no son nuevas y a este mismo grupo- todo indica que son seguidores del combativo Hadjuk Split- se le indica como los responsables de dibujar una esvástica en el terreno de juego previo a un duelo de Croacia en Split para que la federación fuera castigada. Sabida es la vinculación de la barra del Dínamo de Zagreb con la ultraderecha nacionalista croata desde los tiempos de la guerra de los Balcanes en los 90.

Todo esto se enmarca en la previa del duelo de Croacia ante España el martes en la Euro. Los del Adriático están obligados a sumar para avanzar a la siguiente fase, aunque una serie de resultados y una derrota fuerte frente a los actuales campeones los podrían sacar del torneo. Como también nuevas protestas de sus hinchas en el estadio.

Foto: Getty Images

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo