¡Emotivo! Anotó un tremendo golazo, le pidió por favor a sus compañeros que lo dejaran celebrar solo y le dedicó el tanto a su recién fallecido padre

En el duelo entre el Brighton y el QPR se vivió un momento mágico cuando Anthony Knockaert anotó el tercer gol y le reindió un hermoso tributo al hombre más importante de su vida.

Anthony Knockaert nos regaló el momento más emotivo del 2016 cuando anotó un golazo en la victoria del Brighton por 3-0 al QPR. El francés corrió hasta el banquillo y con la foto de su recién fallecido padre gritó al cielo.

Debe ser la celebración que más nos partió el corazón, ya que el ariete le pidió por favor a sus compañeros que lo dejaran solo. Beso el retrato y lo dedicó con las manos al aire.

"Nada mejor que anotar para el principal hombre en mi vida. Te amo papá. Otros buenos tres puntos al bolsillo", escribió tras el partido Knockaert.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Revive el último capítulo de #RedGolAlDia