Palestino rozó una nueva gloria en la Sudamericana, pero San Lorenzo pasó a semifinales con el argumento más ordinario

El cuadro de colonia derrotó 1-0 al ex campeón de la Copa Libertadores, pero no pudo retrotraer el 0-2 de la ida. Leonardo Valencia fue la figura de un triunfo trabajado que no les alcanzó a los dirigidos de Nicolás Córdova.

Una historia con un final esperable, pero no por eso menos doloroso. Palestino batalló como el que más, pero no pudo descontar los dos goles de ventaja que se trajo San Lorenzo desde el Nuevo Gasómetro y quedó a la vera de la Copa Sudamericana. Los Cuervos cayeron por 1-0 y avanzaron a semifinales de la Copa Sudamericana .

El elenco nacional fue el único con voluntad de juego en la cancha del estadio Monumental. Con Ezequiel Luna convertido en un patrón en el fondo, una máquina en el mediocampo como Leonardo Valencia y un león en ataque como Leandro Venegas, los árabes dominaron de punta a punta.

En la primera fracción tuvieron las dos más claras, incluido un lanzamiento penal no sancionado por clara mano de Mathías Corujo tras un remate de Valencia. Y en la segunda parte, la expulsión algo exagerada de Belluschi, enfiló a los tricolores contra la puerta de Mauricio Torrico.

Valencia estaba llamado a la gloria y la alcanzó con un impecable tiro libre que abrió la cuenta a veinte minutos del final. Pero la visita, con un técnico sin asco para replegarse como Diego Aguirre, afirmó su última línea y se encargó de hacer pasar los minutos para celebrar el pase a la próxima ronda.

Con todo, Palestino dejó la vara alta para las representaciones nacionales en los torneos sudamericanos futuros. Se puede, con un planteamiento inteligente y el convencimiento de un equipo. Y las excusas, ya es hora, deben ir quedando atrás.

Fotos: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Columnistas Redgol