La historia del primer arquero chileno que deslumbró con los pies en Europa, 40 años antes que Claudio Bravo

Óscar Wirth incluso jugó en la liga española como defensor del Valladolid, al mando de Xabier Azkargorta. "Hago ejercicios por mi cuenta para poder actuar como jugador de campo", recordaba el ex golero de la Roja y los cuatro grandes de Chile.

La estelaridad de Claudio Bravo luego de su traspaso al Manchester City es absoluta. El arquero chileno fue destacado en la BBC por su habilidad en el juego de pies y Pep Guardiola lo tomó como base de su proyecto en el cuadro citizen. Sin embargo, hubo un antecedente nacional, que se remonta casi cuarenta años: el caso de Óscar Wirth.

El mundialista con la Roja en 1982 saltó al exterior en 1986, con la camiseta del Oberhausen de la segunda división de Alemania. Ahí actuó como defensor esporádicamente, pero en junio de ese año Vicente Cantatore se lo recomendó a Xabier Askargorta y el golero se fue al Valladolid de España, donde conseguiría debutar en la primera división española como jugador de campo, no como guardametas.

Los centrales titulares Enrique Moreno y Fernando Hierro no estaban disponibles, y el golero nacional sacó aplausos en el centro de la zaga ante Sevilla. "Wirth, que realizó un espléndido partido, dice que ya había jugado antes en esa demarcación y que todo profesional debe estar preparado 'para actuar en cualquier puesto'", destacó el diario El País de España el 14 de abril de 1987.

"Todo jugador debe estar capacitado para actuar en varios puestos. Era consciente de la difícil papeleta de esta situación, sobre todo para el entrenador, que era el que más arriesgaba. De todas formas me había preparado a conciencia y creo que he respondido", explicó Wirth después de su sorprendente actuación.

El País se deshizo en elogios. "Wirth brilló como central; organizó con dotes de mando la línea defensiva, situada en zona, si bien él desempeñó más funciones de líbero que de marcador; dominó el juego aéreo, no permitió que marcasen ni Ramón ni Cholo, se permitió el alarde de rematar en el área del Sevilla los dos saques de esquina lanzados por el Valladolid y contribuyó a que su equipo venciese. El Valladolid no ganaba fuera de casa desde de septiembre, cuando se impuso por idéntico resultado (1-2) a la Real Sociedad en Atocha", ahondó la crónica.

Pasaron los años y la historia quedó grabada con un chileno como protagonista y antecedente de lo que cuatro décadas después haría Claudio Bravo. Óscar Wirth además fue el primer jugador que actuó por los cuatro grandes de nuestro fútbol (la UC, Colo Colo, Cobreloa y la U), antes de Jean Beausejour. Todo un adelantado.

Fotos: Archivo

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Columnistas Redgol