Impensado: Claudio Bravo sufrió con el juego de pies apresurado y dubitativo ante Ecuador

El arquero de la Roja regresó a la selección chilena en un partido amargo, en que recibió tres goles sin mucho que hacer y debiendo poner las manos en varias ocasiones ante los incontables remates de la Tri.

Claudio Bravo no sólo debió hacer frente a la altitud de Quito y sus efectos en el balón contra Ecuador, sino que también se vio apresurado y dubitativo para jugar con los pies, una faceta que tiene patentada con clase y seguridad.

El claro ejemplo fue su salida del área que finalmente le costó una tarjeta amarilla al perder el balón ante la presión rival.

Pero antes, desde un saque de fondo, ya se había complicado junto a Marcelo Díaz debiendo solucionar la acción reventando. En el segundo tiempo, situación parecida tras recibir de Mauricio Isla y encontrar la poca respuesta de Eugenio Mena al dejar dividido un balón.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda