Enner Valencia rompe el silencio tras su polémica salida ante la Roja que evitó su detención por demanda de alimentos

El delantero ecuatoriano del Everton de Inglaterra contó su versión del conflicto legal con la madre de su hija que casi le impide jugar ante Chile, en un capítulo que terminó con el jugador saliendo en camilla y con oxígeno mientras la policía local esperaba para tomarlo preso.

El ecuatoriano Enner Valencia vivió su partido aparte en la previa, durante y después del choque ante la selección chilena el pasado jueves en Quito, con intento de detención, dudas sobre si jugaba a minutos del duelo y una salida en camilla y con mascarilla de oxígeno sobre el final que evitó el procedimiento de la policía.

La policía ecuatoriana tenía la orden de detener a Valencia producto de una denuncia por no pago del régimen de manutención de su hija de cinco años. Tras ser dado de alta, este sábado por la noche el jugador entregó sus descargos a través de un comunicado de dos páginas en su cuenta de Twitter.

Pese a haber cancelado dentro de los últimos dos años, una suma aproximada a los cien mil dólares, por concepto de pensiones de alimentos, lo cual se puede verificar en la página web de la Función Judicial, se me ha impedido fortalecer la relación con mi hija, pues su madre me impide ejercer contacto alguno con ella en mis visitas cuando me encuentro en Ecuador ”, afirmó Valencia.

Según el atacante, los tribunales le entregaron la custodia de su hija para que pueda estudiar en Inglaterra, lo que suspendía el pago. Valencia aseguró estar en trámites para conseguir los papeles necesarios para el arribo de su hija a suelo británico alegando maltrato físico y psicológico de la madre a la menor.

Valencia aseguró además que la mujer no cuida a su hija por “ ejercer sus actividades de modelo y bailarina en un club nocturno de caballeros en Guayaquil, así como para ofrecer servicios para adultos en páginas de internet, donde en una de sus imágenes, promocionándose, aparece mi pequeña hija parada a su lado, viendo inocentemente a su madre posar ”.

Sentencia que “ para detener esta persecución, me he visto en la necesidad de entregar a favor de mi hija, dentro del proceso judicial, una propiedad ubicada en la Vía Samborondón, con la cual se cubre la totalidad de las supuestas obligaciones impagas, cubriendo en exceso eventuales pensiones del futuro, y además un cheque por diez mil dólares, con el que mi abogado ha puesto fin a este incómodo momento que tanto daño me ha causado ”.


Foto: Agencia UNO

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Columnistas Redgol