Chupete Suazo le ganó la demanda a Blanco y Negro y Colo Colo deberá pagarle 362 millones de pesos

El ex crack de la Roja le metió un golazo de mediacancha a la concesionaria alba, que deberá cancelar la totalidad del contrato con el jugador despedido a finales de 2015 luego que José Luis Sierra lo acusara de insultos y falta de compromiso para limar asperezas.

La Corte Suprema falló a favor de la demanda presentada por Humberto Suazo en contra de Blanco y Negro por despido injustificado de Colo Colo y por consiguiente incumplimiento de contrato.

El máximo tribunal resolvió que la concesionaria encabezada por Aníbal Mosa deberá cancelarle 362 millones de pesos al ex delantero de los albos y la selección chilena por concepto de indemnización.

Suazo fue desvinculado de Colo Colo el pasado 20 de octubre de 2015 tras el partido contra San Marcos , duelo en el que se enfrascó en una discusión con el entonces DT del Cacique, José Luis Sierra.

La sentencia de la Cuarta Sala de la Corte Suprema fue recogida por Canal 13:

1. Que la relación laboral, en este caso, se extendió desde el 22 de diciembre de 2014 al 20 de octubre de 2015, estando suscrito a plazo fijo, hasta el 31 de diciembre de 2016 –todos hechos no controvertidos–, por lo cual habrá de darse lugar al pago de lucro cesante fundado en que se impidió al jugador recibir las remuneraciones acordadas hasta el vencimiento del plazo, puesto que su despido ha resultado ser injustificado conforme lo dicho al fundar la sentencia de nulidad de oficio por este Tribunal. En consecuencia, tiene derecho a percibir la cantidad de 362.002.774, en razón de que su remuneración mensual ascendió a $25.857.341.- (US$36.458,33 reconocidos al contestarse la demanda) y atendido que el período que cubre es de 14 meses y 10 días, como fue pedido en el libelo.

2. Que la defensa impetrada por la demandada en orden a que no habría certeza respecto del lucro cesante demandado, dado que el futbolista habría anunciado su retiro del fútbol profesional el 14 de enero de 2016, se desecha porque esa circunstancia aducida, sí carece de total certeza y, en cambio, la tiene la fecha cierta o de plazo determinado que señala el contrato que ligó a las partes.

Foto: Agencia UNO

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Columnistas Redgol