Chile uno a uno: Vidal fue el alma que le devolvió la vida a un equipo que se ahogaba

Si bien la Roja debió cerrar el partido mucho antes, luego le empezaron a escasear las ideas y las piernas y se encontró con un mazazo tras el empate de Perú. Pero ahí apareció, una vez más, el del Bayern Múnich para devolverle la ilusión a un pueblo. 

Claudio Bravo: Difícil partido porque no le llegaron, salvo algunas aproximaciones aisladas sin mayor peligro. El gol no es su responsabilidad, el balón iba fuerte al ser impactado de puntete.

Mauricio Isla: Su partido se dividió en dos. En ofensiva estuvo bien, gran pasada en el primer gol y activo participante del segundo. Atrás estuvo débil en la marca de Édison Flores en el empate transitorio de Perú.

Enzo Roco: Hizo un correcto primer tiempo, bastante firme, pero cuando Perú comenzó a llegar exhibió algunos ripios. Fue muy hacia la izquierda a buscar a Paolo Guerrero y por su lado entró solo Christian Cueva, que falló de milagro.

Gonzalo Jara: Se vio complicado en el segundo tiempo. Se le fue Aldo Corzo en una muy clara de Perú, luego perdió un mano a mano con Paolo Guerrero que provocó que Christian Cueva apareciera solo y no le salió a Édison Flores en el gol.

Jean Beausejour: Incisivo en ofensiva, sobre todo en el primer tiempo volviendo loco a Aldo Corzo. Atrás no tuvo mayores complicaciones y demostró tener más oficio en el puesto que Eugenio Mena.

Charles Aránguiz: Hizo un primer tiempo mucho más cercano a su nivel real y no a lo mostrado en Ecuador. Algo débil en el relevo de la marca de Flores en el tanto peruano y muy bien y frío para combinar en la jugada que derivó en el triunfo.

Marcelo Díaz: Buen partido. Silencioso, pero corrió mucho y controló buena parte del partido a la línea de tres volantes ofensivos de Perú, auxiliado por Aránguiz y Vidal. Luego se cansó un tanto por tanto recorrido y la visita llegó un poco más.

Arturo Vidal: Crack. Afiebrado, con amigdalitis, en una pierna por lesión y se las arregló para hacer dos goles. Por esas cosas le da la razón al DT de no sacarlo aunque ya no pueda más. El responsable de que Chile siga con vida.

Eduardo Vargas: Hizo un correcto primer tiempo. Arrastró marcas para dejarle un claro a las pasadas de Mauricio Isla, tuvo un cabezazo y otras aproximaciones. En el segundo tiempo bajó.

Nicolás Castillo: Cumplió. Sin descollar, hizo el trabajo que se le pide a un 9 además de los goles, que es el aguantar el balón de espalda al arco, descargar y retrocedió bien en la jugada del primer gol de Arturo Vidal. Le falta, pero es una alternativa válida para tener una referencia en el área.

Alexis Sánchez: Hizo un gran primer tiempo. Se enganchó constantemente, creó peligro desde ahí y cedió con calidad en más de una ocasión. Luego lo agobió algo el cansancio, pero siempre preocupó e hizo que Perú dejara espacios. Sin romperla, estuvo a la altura.

(68’) Edson Puch: Muy irresoluto en las jugadas que tuvo en un momento muy delicado del partido. No resolvió bien y perdió casi siempre en el mano a mano.

(88’) Érick Pulgar: Ingresó para quemar minutos, casi no entró en juego.

(90’) Felipe Gutiérrez: Lo mismo que Érick Pulgar, sólo para quemar segundos y tenerla un poco más en el medio.

DT Juan Antonio Pizzi: Planteó bien el partido en el comienzo y le salió bastante correcto en el primer tiempo. La referencia de área de Nicolás Castillo ayudó a arrastrar marcas, a aguantar y a darle variedad de pases al mediocampo que subía para crear peligro. Estaba todo controlado, peor la Roja sintió el cansancio, Perú avisó y ahí Macanudo no tuvo respuesta antes de que anotara Édison Flores. De ahí en más parecían todos pasmados en el banco, como esperando que alguien que se iluminara como finalmente pasó. Ojalá éste sea un envión necesario para enrielar el camino a Rusia nuevamente.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda