Raimundo Tupper, el “Mumo” y 15 años de recuerdos

El 20 de julio de 1995 el jugador de la “UC” se quitó la vida en Costa Rica. El símbolo de la Católica sigue presente en la mente de todos los seguidores del fútbol chileno.

Raimundo Tupper Lyon nación en Santiago el 7 de enero de 1969 y desde pequeño estaba destinado a ser jugador de la Católica. Ingresó al club “Cruzado” en 1980 y desde ese momento hasta la eternidad, siempre ha tenido puesta la camiseta de la “franja”.

Además, vistió la camiseta de la Selección Chilena en el mundial juvenil de 1989 en nuestro país, donde terminó en el cuarto lugar.

Tupper tenía tan marcada la camiseta de la Católica, como también tenía marcada una depresión que le negaba la felicidad de una vida que parecía perfecta. Un buen amigo, un buen hijo, un buen jugador… era bueno el “Mumo”, siempre cuentan los que lo conocieron. Tan bueno que quizás tenía que irse antes.

Católica estaba en Costa Rica y concentraba en el tristemente memorable Hotel Colón de San José. La tarde estaba gris y el “Mumo” se sentía alejado y triste, por lo que se separó del resto de sus compañeros y se fue al piso 10 del hotel, donde tomó la decisión de ser eterno.

La depresión endógena se lo llevo en cuerpo, pero el alma sigue apegada a la institución de San Carlos de Apoquindo.

Los homenajes se hicieron pocos realmente, hoy el inmenso cariño de los hinchas de la Católica y de todo el fútbol chileno lo recuerdan.

Una cruz sobre los cerros de San Carlos de Apoquindo recuerda a uno de los símbolos de la Católica, que se convirtió en perpetuo un 20 de julio.

"Mumo... por siempre" es el libro que lo recuerda y cuenta la biografía de Raimundo Tupper.

Más noticias de tu interés